Para ver nuestras soluciones simples, elija una opción a continuación:

Entrar

Registrarse

Pastas de dientes fluoradas

PROBLEMA: Pastas de dientes fluoradas

Nadie quiere tener caries; durante décadas las personas han usado el flúor como una manera de mantener sanos sus dientes. Aunque el flúor ha constituido una diferencia en los dientes de las personas en los países desarrollados, no es una cura para todo lo que se relaciona con la salud bucal. La sobreexposición al flúor implica muchos riesgos y puesto que se encuentra en el agua potable pública —y por lo tanto en casi todo lo que comemos y bebemos— el hecho de que la pasta de dientes contenga flúor solamente aumenta la probabilidad de ingerir demasiado de esta substancia química. Es mucho más probable que los niños ingieran la pasta de dientes. Los niños enfrentan el riesgo más alto de tener fluorosis dental, que produce estrías blancas en los dientes y a veces en su manifestación más grave incluso hace que los dientes se manchen. Aunque en todos los casos -con excepción de los casos extremos- solo se trata de un problema cosmético, la fluorosis dental sigue siendo un ejemplo de que el flúor ocasiona justo lo opuesto al fin para el que lo usamos: dientes más fuertes.

No todos los efectos del flúor son tan inofensivos. La fluorosis esquelética puede paralizar e incluso llevar a la muerte.1 En un estudio se encontró que el flúor es un factor de riesgo del osteosarcoma en los niños menores, el tipo más común de cáncer de hueso.2

Algunos estudios han sugerido que demasiado flúor puede conducir a un riesgo mayor de trastornos que afectan los dientes, los huesos, el cerebro y la glándula tiroidea.3 Esto podría deberse en parte a que al parecer el flúor altera la estructura cristalina de los huesos de tal forma que podría aumentar el riesgo de tener una fractura.4

Hay una razón por la que todo tubo de pasta de dientes fluorada trae la siguiente advertencia: “No se deje al alcance de los niños menores de 6 años. Si se ingiere accidentalmente más de lo que se usa para cepillar, de inmediato solicite ayuda médica o contacte un centro para el control de envenenamientos”. El flúor definitivamente puede ser dañino, no obstante, la mayoría de los estadounidenses lo usa todos los días. En esencia es un desecho industrial, aunque solo por el hecho de que se usa en los sistemas de agua pública, la gente supone que debe de ser seguro.