Para ver nuestras soluciones simples, elija una opción a continuación:

Entrar

Registrarse

Insectos

Ningún jardinero quiere que ciertos insectos le hagan agujeros a sus plantas o destruyan sus verduras. Afortunadamente, por cada insecto que echa por la borda su esfuerzo, hay especies depredadoras que se alimentan de los comedores de plantas. Así que tenga cuidado de no exterminar esos organismos benéficos:

Las catarinas (también conocidas como mariquitas) son efectivas contra áfidos, insectos escamados, cochinillas y ácaros. Aunque se pueden comprar a granel, generalmente no resulta útil comprarlas, pues son insectos migratorios, y en cuanto despierten de la hibernación en que son transportadas, es muy probable que la mayoría se vaya.

La larva de crisopa verde (leones áfidos) combate las plagas de ácaros de araña, avispas, saltamontes, moscas blancas y huevos de oruga.

La mantis religiosa en etapa de ninfa comienza a comer insectos pequeños, como mosquitos, tan pronto como nacen en primavera.

Los sírfidos comen áfidos y son valiosos polinizadores.

Los escarabajos de tierra suelen ser confundidos con cucarachas, pero en realidad son muy útiles para controlar las poblaciones de plagas. La mayoría de estas especies son negras, verdes o bronce, a veces con brillo metálico;1 son los escarabajos a que se debe recurrir cuando hay brotes de polilla gitana.

Los escarabajos errantes cazan lombrices y algunos tipos de gusanos; se identifican por la cubierta de sus alas, tan corta que deja la mayoría de los segmentos abdominales al descubierto, y por la forma en que llevan el abdomen, apuntando hacia arriba.2 Les encanta vivir en pilas de composta y mantillos.

Las arañas suelen asustar a algunas personas, pero comen insectos de todo tipo, incluso los que amenazan a sus plantas.

Hay muchas especies de ácaros depredadores, pero todas ayudan a su jardín porque se comen a los ácaros que usted considera como plagas; viven en las capas superiores de la tierra, donde tal vez no los ve, así que tenga cuidado al rociar pesticidas.

Los centípedos suelen esconderse bajo tablas u hojas en la tierra húmeda. Estos depredadores se mueven rápido y controlan gran variedad de plagas, tanto dentro como fuera de la casa.

Las moscas rondantes (sirfidos) a primera vista parecen avispas, pero no pican; ya maduras, comen únicamente néctar y polen, pero en la etapa de larva comen áfidos y saltamontes.

Aunque las abejas no atacan a ninguna plaga, siguen siendo uno de los polinizadores más eficientes del mundo de los insectos. No saque el repelente, más bien, que sean bienvenidas en su jardín de plantas que florean.

Las avispas que usted quiere en su jardín se clasifican en tres categorías: sociales, solitarias y parásitas. Probablemente usted está más familiarizado con las avispas sociales, que incluyen amarillas, avispones y avispas de papel. Aunque son notoriamente agresivos, los avispones y las avispas amarillas  son benéficos porque se comen casi cualquier insecto, incluidas la mayoría de las plagas comunes.3 Las avispas de papel son mucho más dóciles y fáciles de reconocer por sus diminutas cinturas. Cuando empiezan una nueva colonia, son especialmente efectivas contra las plagas y pueden matar a miles de orugas en unas cuantas semanas.4 Las avispas depredadoras solitarias cazan casi exclusivamente especies de plagas.5 A pesar de ser pequeñas, las avispas parásitas son muy efectivas para controlar a los organismos indeseables de los jardines, como los áfidos.