Para ver nuestras soluciones simples, elija una opción a continuación:

Entrar

Registrarse

Elecciones de estilo de vida no saludables

PROBLEMA: Elecciones de estilo de vida no saludables

Estos días parece que nuestra cultura nos dice que está bien comer alimentos sobreprocesados empacados en cajas y ganar peso no saludable, porque todos lo hacen. Pero a medida que nos vamos alejando cada vez más y más de los alimentos integrales y naturales, y de un entendimiento profundo de lo que es un peso verdaderamente saludable, vamos abriendo la puerta a enfermedades que se pueden prevenir y a otros riesgos de salud que pueden evitarse fácilmente simplemente conociendo algunos hechos acerca de los alimentos que comemos.

Esa “sabrosa” comida empacada en cajas que puede almacenarse por años sin perder su sabor ni su textura ha sido fabricada a expensas de cualquier valor nutricional que la comida integral original alguna vez tuvo.  Tomemos sólo como un ejemplo ese cereal “de granos enteros” que usted y sus hijos probablemente desayunaron hoy.  En el proceso de fabricación de cereales de gran sabor, los granos saludables para el corazón son desintegrados a tal punto que el producto se convierte en un desastre azucarado carente de todo efecto nutritivo.1 Los granos y los azúcares procesados hacen que la glucosa en sangre se dispare, incluso los Cheerios, uno de los cereales de mayor venta (y aparentemente uno de los más saludables), tiene un índice glicémico muy alto: 74.2 Desafortunadamente, son los productos de bajo índice glicémico (con puntuaciones de 55 y menos) lo que ayudan a la gente a bajar de peso y a controlarlo, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades del corazón y dejando una sensación de mayor saciedad por más tiempo.3 Aprenda más acerca del índice glicémico aquí.

Estos altos niveles en el índice glicémico son prominentes en muchos alimentos procesados porque están llenos de azúcar, sal y conservadores para que los productos tengan una vida de anaquel más extensa.  Incluir en su dieta alimentos de alto índice glicémico puede llevarle a desarrollar resistencia a la insulina, lo que a su vez puede ocasionarle diabetes y enfermedades coronarias.4

Al igual que los alimentos procesados con alto contenido de grasa y sodio se han convertido en la norma en los Estados Unidos, también lo han hecho los pantalones de tallas más grandes. Según el Centro para el Control de Enfermedades, 68% de los estadounidenses tiene sobrepeso o son obesos.5 Eso representa más de dos de cada tres estadounidenses.  ¿Y el ejercicio?  Sólo alrededor de la mitad de los estadounidenses se ejercita regularmente (al menos tres veces por semana durante 30 minutos por vez).6 Esta combinación de hábitos de alimentación no saludables y estilos de vida sedentarios nos está matando lentamente haciéndonos más susceptibles a enfermedades que podrían prevenirse con una dieta saludable.7