Para ver nuestras soluciones simples, elija una opción a continuación:

Entrar

Registrarse

Las mascotas y los productos para la limpieza del hogar

Al igual que los niños pequeños, las mascotas están mucho más cerca del suelo,  donde es mucho más probable que uno aplique los nocivos productos químicos para la limpieza. Tal como los seres humanos, los animales están en riesgo de inhalar los vapores de estos productos o de absorberlos a través de su piel.

Los niveles de retardantes de llama bromados en los gatos son hasta 23 veces más elevados que los que se encuentran en los seres humanos; y en promedio los perros tienen en su cuerpo 2.4 veces más sustancias químicas perfluoradas que las personas.1 Estas son sustancias químicas que ya se encuentran en los productos que usted compra, tales como las telas resistentes al fuego y las alfombras resistentes a las manchas—tan solo imagine lo susceptible que es su perro o gato a las sustancias químicas que usted rocía y vierte fácilmente en su hogar.

En una lista de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés) aparecen los productos para la limpieza del hogar como uno de los diez principales venenos de mascotas en 2009.2 Las mascotas duermen en la alfombra que uno talla con los quitamanchas y pueden lamerse las patas después de caminar sobre una superficie que usted recubrió con un desinfectante. Aunque la mayoría de las personas que tienen mascotas tienen conocimiento de los peligros de permitir que sus gatos o perros tengan acceso a los productos tóxicos para el hogar, probablemente no piensan en los productos que se usan en toda la casa y que dejan residuos durante días. Es difícil evitar este tipo de exposición tóxica. Muchas sustancias químicas comunes pueden irritar las vías respiratorias de los animales y ocasionar graves dolores gastrointestinales.3

Los gatos son especialmente sensibles al fenol, un desinfectante y tratamiento común para la madera. No hay forma de que puedan eliminar la sustancia química de su organismo después de ingerirla.4 Si usted está usando algún tipo de producto que contiene fenol en su hogar, diariamente está exponiendo a su mascota a vapores nocivos.

En vez de usar productos químicos fuertes para la limpieza, use alternativas naturales. Algunas se pueden encontrar aquí.  Mucha de la información que aparece en este sitio de internet para reducir la toxicidad en su hogar también reducirá la exposición de su mascota.

Si usted sospecha que su mascota ha ingerido grandes cantidades de alguna sustancia química (más de lo que se deja en las superficies en una limpieza normal), llame a su veterinario de inmediato.